“¿Enseñar online? Eso no es un trabajo”.

“¿A tí que se te perdió por el mundo para querer viajar tanto? ¡Encima trabajando a la vez!”.

¿No te lo han dicho nunca? Apostaría a que sí. Y si aún no has escuchado las palabras  mágicas… ya te las dirán.

Es la maldición del viajero. La maldición del profe online.

 

También te ocurrirá que nadie entiende que tengas que formarte para enseñar tu lengua materna a extranjeros o que, cuando estás delante del ordenador, estás trabajando y no vagueando o cotilleando las RRSS. 

Si no fuera porque me he rodeado de otros compis onliners pensaría que mi familia y amigos están locos, pero NO.  Simplemente es algo nuevo para ellos. Y lo desconoccido genera rechazo.

Así somos los seres vivos. No tienes más que obervar a tu perro o gato (si tienes) y analizar sus reacción ante nuevas experiencias. En general, el primer reflejo es apartarse. Y luego ya empiezan a oler y a acercarse sigilosamente a ver qué pasa. Una vez que ven que no hay peligro, se relajan y aceptan al “intruso”.

 

Pues esto viene a ser lo mismo…Enseñar online, trabajar desde casa, emprender online, ser nómada digital es demasiado moderno y muchas personas tienen tendencia a pensar que es algo pasajero o una perdida de tiempo.

Pero la realidad es que este formato de trabajo ha llegado para quedarse y eso quiere decir que con el tiempo se va a normalizar y ya no tendremos que pasarnos la vida explicando porqué hacemos lo que hacemos. 

Este proceso de incomprensión se divide en varias fases que dependen del momento en el que te encuentras tanto tú como tu proyecto. ¡Vamos a enumerarlas!

 

1- Planteando la idea.

Esta es la fase en la que ni siquiera tú sabes qué quieres. Se te ha ocurrido la idea de dedicarte a la enseñanza online y estás dándole forma a la idea en tu cabeza. Que hayas estudiado algo relacionado con la enseñanza ELE o no, no tendrá una influencia en el terreno hostil que te vas a encontrar, y ahora te explico por qué:

– Si has estudiado una carrera tipo filología o magisterio , todos los mortales estarán esperando que sigas el camino marcado: sacarte una oposición y trabajar como funcionari@. Y no hay vida más allá de eso. Cualquier idea o decisión que tomes fuera de ahí va a ser mala.

– Si te dedicas a otra cosa y estás pensando en reconvertirte en profesor online de español (como fue mi caso) …es igualmente estupido. “¿Cómo se te ocurre plantearte un cambio de vida? Después de tantos años estudiando y trabajando de lo tuyo” es una de las frases estrella de esta sección(te recuerdo que estoy hablando desde el punto de vista de tu entorno, de estupidez nada). 

En fin, que tu estás con toda la ilusión del mundo haciendo una lluvia de ideas mental y cada vez que te da por comentarlo te caen palos por todos sitios. A no ser que, por suerte, algún emprendedor digital ande por ahí cerca. Te dirá una y mil veces que te va a llevar mucho tiempo y trabajo pero por lo menos no estás loc@.

¿Cómo luchar contra esto? Pues empezando a ejercer tu nueva profesión: ENSEÑAR.

Educar en la nueva visión social y de negocio que estamos viviendo. Explicando con cariño y paciencia las posibilidades que ofrece el trabajo en línea. Mostrar ejemplos reales de proyectos como el tuyo. No grandes academias, sino profes online como tú que, pasito a pasito, se han hecho un hueco en internet para atraer sus propios alumnos.

Si quieres, puedes utilizar mi web Reunión de Lenguas y mi canal de Youtube como ejemplos reales.

 

2- Toma de decisiones.

Ya has sopesado todos los pros y contras habidos y por haber. Te has informado de los pasos que debes dar, ya sea formarte como profesor de ELE si aún no lo eres o de todos los aspectos ligados al emprendimiento en si mismo ( página web, marca personal, marketing  etc etc..) y has decidido dar el salto y convertirte en profesor de español online.

Quieres tener la libertad de trabajar desde tu casa o mochila en mano viajando (como hago yo). Estás al principio del camino, pero la ilusión te embarga y empiezas a compartir tu proyecto con los tuyos, familiares, amigos y hasta se lo cuentas al vecino del quinto cuando te pregunta ¿qué tal? en el ascensor.

¡Qué alegria, qué alboroto, (otro perrito piloto)! Aquí te vas a encontrar el muro número dos. 

En esta fase de creación necesitamos mucha ayuda y apoyo…y resulta que poca gente, por no decir nadie, va a ayudarte. No porque no quieran, sino porque no saben.

Cómo te comentaba antes, todo esto es nuevo para mucha gente, incluid@ tú. Todo el mundo está un poco perdidó y tú te encuentras ahí en el medio, empezando algo que no sabes muy bien cómo abordar.

¿Qué puedes hacer para mejorar está situacion? Involucrar a tu entorno.

Poquito a poco y con delicadeza. Que los primeros pasos de tu proyecto también sean suyos.

Pídeles opinión al elegir tu nombre de dominio o para validar tus colores de marca.

Muéstrales la web cuando esté terminada y diles que busquen fallos.

Proponles escucharte unos minutos cuando des tus primeras clases para que te digan (de manera objetiva a poder ser) qué transmites, ese feedback te será muy útil.

Y así con todo. No solo continúas con la educación que comentábamos antes sino que, además, estás creando una burbuja de apoyo a tu alrededor.  

 

3- Primeros pasos en tu proyecto online.

 La cosa ya no sólo es una idea abstracta en tu cerebro, va cogiendo forma. Estás aprendiendo a manejarte con WordPress para diseñar tu web, estás poco a poco cercando quién será tu alumno ideal, empiezas a moverte por las redes sociales, etc.

Ya te habrás dado cuenta de que hay mucho trabajo que hacer y que, de momento, se ven pocos resultados.

Lo primero decirte, no te preocupes, ES NORMAL.

Imagínate una nueva cafetería o una tienda de ropa. ¿Tu crees que desde el día de apertura tienen el negocio lleno y produciendo ganancias? NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOP.

No solo han hecho una inversión económica mucho mayor de la que tu debes hacer para lanzarte online, sino que tendrán meses de pérdidas antes de salir a flote. Lo mismo te va a pasar a ti.

Durante un tiempo, no vas a ser rentable. Es tu responsabilidad prepararte para ese proceso, ya sea con ahorros, manteniendo tu trabajo inicial mientras arrancas, o quizás inscribiéndote a algunas plataformas para conseguir algunos alumnos mientras estás creando tu proyecto. Opciones hay muchas, simplemente tienes que pensarlas ANTES de empezar.

Pero bueno, volvamos a lo que te dice tu entorno. Si lo que te rodean son trabajadores y empleados te recordarán sin cesar que te has equivocado y que no deberías haber dado el salto. Si tienes emprendedores cerca, te dirán que es normal. Que tienes que dar muchos pequeños pasos de hormiguita antes de ver los frutos. Pero con constancia y, sobre todo,  cerebro, se llega. Recalco que lo más importante es emprender con cabeza porque las cosas no funcionan solo por ser constante, sino por tener una idea clara y un proyecto definido. 

Te habrás dado cuenta de que la solución a estos problemas es aceptar que hace falta TIEMPO y PLANIFICACIÓN para que esto de enseñar español online funcione para ti.

¿HAS VISTO LAS NUEVAS FECHAS DE TALLERES DE VIAJA Y ENSEÑA ESPAÑOL?

DAR CLASES ONLINE SERÁ PAN CÓMIDO.

4- Estabilizando el proyecto. 

Con el tiempo ya has sentado la base de lo que quieres y lo que hay que hacer es SEGUIR. Hay días que es muy fácil. Cuando tienes una petición de clase de prueba o la respuesta que esperabas en una de tus publicaciones. 

Otros días son una M*****. Sí, hay días así. No  pensabas que te iba a decir que todo es perfecto y maravilloso, ¿verdad? Hay días en los que eres tú el que te preguntas ¿por qué estoy haciendo esto en vez de continuar con mi trabajo? 

Y es que, por muy sorprendente que parezca, en esta fase tu gran enémigo ya no es tu entorno.

ERES TÚ.

Porque estas corriendo un maratón y a veces estás muy motivad@, y otras muy cansad@.

Y el autoconocimiento, motivación y disciplina es algo que, por desgracia, no enseñan en el colegio. Todos los profes nómadas digitales aprendemos eso por el camino, como podemos.

¿Cuál es mi consejo? Rodéate de gente como tú.

De otros profes online, a poder ser con el mismo estilo de vida que tú. Nadie mejor que ellos te entenderán. Y es que, aunque lo parezca, no estamos solos.  Porque a veces necesitarás apoyarte y otras veces ser apoyo de otros. A veces pedirás opiniones y otras darás consejos. Crearás esa red protectora que te protege cuando resbalas, para no hacerte daño al caer y seguir progresando. 

¿Dónde encontrar a otros? Evidentemente en las redes sociales. Interactúa con otros, crea sinergias. Nunca sabes qué maravillosa persona puedes encontrar al otro lado de un perfil de Instagram. 

¿Quieres más opciones? Tengo más no te preocupes.. 😀

Junto con mis compis Elena y Olaya he creado la comunidad #weareonlineteachers. Dirigida exclusivamente a profesores online, busca potenciar las colaboraciones y sinergias entre profesores online. Te aconsejo que te inscribas. Organizamos eventos tanto online como presenciales para favorecer el espirito de unión entre profesores que nosotras mismas aplicamos en nuestro día a día. 

Por último, están los eventos. No hay mejor manera de conectar con otros profes que asistiendo a conferencias, ponencias, talleres etc.  La Conferencia de Profesores Online será perfecta para ti. La organizamos una vez al año. ¡Estate atent@!

 

Resumiendo , hay 4 palabras clave que te van a ayudar a gestionar la relación entre tu YO emprendedor y tu entorno, y son: EDUCAR, INVOLUCRAR, ANTICIPAR y CONECTAR.

Al menos son los conceptos que me han guiado siempre y que me han llevado donde estoy, que es básicamente, donde quería estar cuando empecé.

Espero que te haya sido útil este artículo.

Me encantaría leerte en comentarios.

 

¡Feliz día querid@ nómada!

Ana fisioterapeuta y profesora de español nómada digital

LA ENSEÑANZA, EL EMPRENDIMIENTO Y EL NOMADISMO SON MUNDOS EN CONSTANTE MOVIMIENTO.

SI NO QUIERES PERDERTE NADA....

Tu entorno y tú: Etapas de tu proyecto como profe de ELE online
3.3 (66.67%) 3 vote[s]