Hola Homo Sapiens Sapiens.

 

¿Nunca nadie se había dirigido a ti de esta manera? ^^

Perdona, no he podido contenerme. 

 

Aquí estaba yo reflexionando sobre algunos consejos para sentarse correctamente y no tener dolor de espalda y he terminando meditando sobre qué influencia tiene el sedentarismo desmesurado de nuestra querida sociedad moderna en nuestro cuerpo serrano.

Y entre vuelta y vuelta, se me ha venido a la mente que unas de las características específicas e indiscutibles del Homo Sapiens Sapiens , que nos diferencia de otras especies,  es (y cito Wikipedia) la marcha bípeda completa y una postura totalmente erguida.

Es decir, que somos los primeros de la especie Homo a desplazarnos SIEMPRE con nuestros dos pies y estar, por lo tanto, completamente erguidos.

Te podrás imaginar que esta evolución cultural y social de trabajar sentados avanza muchísimo más rápido que la evolución genética… ¿Qué quiere decir esto? Pues que tu cuerpo va tarde, que no está adaptado a lo que le pides y que estamos descarrilando cuesta abajo y sin frenos hacia una generación de ciáticas, hernias lumbares y tendinitis crónicas.

Bueno , bueno,  me he puesto un poco dramática, lo reconozco. Pero es que de verdad que no nos damos cuenta del daño que le hacemos a nuestro cuerpo con nuestras costumbres.

Y, aunque yo entiendo perfectamente que no te queda otra que trabajar, pues bueno hay algunas cositas que puedes hacer y cambiar para hacerle la vida más fácil a tu body.

Hace unas semanas te explicaba 8 puntos clave para sentarte correctamente delante del ordernador. Por eso, he pensado complementarlo explicándote qué le pasa a tu cuerpo, anatómicamente hablando, cuando te pasas 8 horas sentado delante del ordenador.

Efectos de estar sentado 8 horas a nivel circulatorio.

Bueno como bien sabes, corre sangre por tus venas. Y arterias ^^.

El corazón está ahí bombeando de lo lindo. Sin embargo, la gravedad está ahí. Es decir, el corazón está en tu pecho y de ahí para arriba y para abajo hay muchas cosas que irrigar. Ahí es donde entran en acción unas maravillosas válvulas que permiten que la sangre suba de los pies hacia el corazón y del corazón hacia la parte más importante de ese cuerpecito tuyo: el cerebro.  

Pero resulta que tus músculos, cuando se contraen y relajan, ayudan un montón en este proceso. Bueno pues cuando estás sentado sin moverte, todo el trabajo lo hace el sistema circulatorio… y a veces no da pa tanto y aparecen las piernas hinchadas, varices y otros problemas circulatorios asociados.

Para que veas que no me lo invento… ¿Has donado sangre alguna vez? Si la respuesta es sí, recordarás que bastante a menudo te piden de cerrar y abrir el puño para aumentar la velocidad de bombeo de sangre y acelerar el proceso de donación.

Ahora ya sabes por qué :D.

 

Influencia de la posición sentada prolongada a nivel estructural.

Con esto me refiero a tus músculos, articulaciones y demás estructuras “móviles”.

 Volvamos a nuestros orígenes: nomadismo, cazar bisontes y huir de depredadores. Nuestra vida estaba basada en la movilidad y nuestro cuerpo estaba adaptado a ello. De repente, decidimos no movernos más. Asentarnos. Tener empleos fijos. Y pasarnos el día sentados. Como te decía al principio tu cuerpo no está para esos trotes.

Tus articulaciones están hechas para moverse frecuentemente. Te habrás dado cuenta de que si mantienes una misma posición de una manera prolongada (en cuclillas por ejemplo, o el brazo en alto) al cabo de relativamente poco tiempo se encienden tus alarmas corporales. Tu cuerpo grita: PARA YA. Esto no me gusta.

Te informo que estar sentado es una mantener una posición de manera prolongada.

¡Y 8 horas son muchas!

 

¿QUIERES RECIBIR CONSEJOS Y SUGERENCIAS PARA MEJORAR TU POSTURA?

Tu columna vertebral está diseñada de una manera muy específica. 24 piezas de tamaños y formas varias ( más conocidas como vértebras) que se organizan formando tres maravillosas (y calculadas) curvas.

 

 Imagen Jose A de la Osa

 

Cuando digo calculadas, me refiero a que son así por una razón, no para complicarnos la vida a aquellos que estudiamos anatomía. Cuando estás sentado, el eje de gravedad cambia y la disposición de dichas curvas lo hace  también (si no te sientas correctamente).

Consecuencia: hay carga y tensión en zonas que deberían estar descargadas e inversamente. Aquellas estructuras que están hechas para mantenerte derecho y erguido están relajadas(debido a tu postura) y aquellas  que deberían trabajan ocasionalmente se encuentran con el “marrón” de tener que aguantar toda la tensión.

Resultado: NADA FUNCIONA y empiezan los dolores.

Lumbalgias, tortícolis, hormigueos, dolores de cabeza… y podría seguir un buen rato.

¡Y todo eso por no respetar la evolución! Si es que somos…. ¡la leche!

Estaba planteándome explayarme en cómo afecta todo esto a tu cerebro, concentración y productividad pero me está quedando un artículo demasiado largo ya sé yo que muchos se cansan rápido. Así que lo dejo para la próxima… 😀

¿Lo sabías? ¿Eras consciente de lo que le haces a tu cuerpo cuando estás sentado tanto tiempo? Sa la respuesta a esta pregunta es NO te aseguro que es de lo más normal. Si no fuera por mis estudios de fisioterapia yo estaría probablemente en la misma situación. Pero para eso  estás aquí. Para buscar soluciones. Para ayudar a tu cuerpo a llevar mejor el ritmo que la sociedad le impone sin dolores ni problemas graves.

Muchas gracias por leerme y prometo seguir compartiendo contigo muy proximamente mis conocimientos como fisioterapeuta.

Hasta pronto

 

Ana fisioterapeuta y profesora de español nómada digital

LA ENSEÑANZA, EL EMPRENDIMIENTO Y EL NOMADISMO SON MUNDOS EN CONSTANTE MOVIMIENTO.

SI NO QUIERES PERDERTE NADA….